Una Receta de Sashimi de Salmón chileno

El sashimi es una preparación de origen oriental (japonés) que consiste principalmente en mariscos o pescado crudos cortados finamente. Suelen servirse con salsa de soja o wasabi y con otros aderezos de origen oriental. Probablemente los más comunes son los que se preparan de atún, de calamar o salmón.

Personalmente uno de mis favoritos es el de atún aleta azul, pero por lo difícil que es encontrar este pez en los mercados chilenos, optamos por la opción de salmón con muy buenos resultados. Para la salsa, elegimos una mezcla de soya y limón para bajarle un poco lo salado y darle una nota ácida al pescado, y en cada bocado colocamos una pizca de ciboulette finamente picado.

Ingredientes

  • Salmón fresco o congelado (No olvidar descongelar previamente), en cantidad necesaria para el número de comensales
  • Salsa de Soya (de la normal o baja en sodio, como se prefiera)
  • Jugo de limón recién exprimido
  • Ciboulette finamente picado en cantidad necesaria
  • Galletitas saladas (opcionales)

Preparación

Cortar el salmón en rebanadas delgadas de entre 3 y 6 mm de espesor, idealmente en sentido diagonal para que tengan una mayor superficie. Para lograrlo es necesario tener un cuchillo muy afilado para que el corte sea limpio y la carne no se desgarre, no es necesario tener un Sashimi bōchō, pero que si el cuchillo este bien afilado. Una vez cortado el salmón, ordenarlo en un plato como más les acomode.

Para el aderezo, mezclar tres partes de salsa de soya con una parte de jugo de limón (se puede cambiar por jugo de lima o limón de pica según preferencias y también cambiar la proporción dependiendo si les gusta más o menos ácido) y mezclar vigorosamente.

Para servir, se pueden comer directamente con palillos, habiendo previamente sumergido los trozos en el aderezo preparado, y colocado un poco de ciboulette picado después de la inmersión, o bien sumergirlos en el aderezo, colocarlos sobre una galleta salada y colocar un poco de ciboulette picado encima. Aquí es al gusto de cada quien.

Maridaje

Para el maridaje, yo recomiendo un Sauvignon Blanc o un Semillón muy fresco, idealmente del año o de la añada anterior, sin madera ni oxidación que vaya a enmascarar el aroma del pescado.

 

Share